Magallanes Value Investors

magallanes_altaEscribo esta entrada porque hoy mismo he realizado una pequeña modificación en mi cartera de inversión, que no afecta en esencia a la misma, pero hace que esté más diversificada.

Hasta hoy, gran parte de la renta variable europea la tenía concentrada en un plan de pensiones de Bestinver, una gestora española que hasta el momento era la referente en “value investing” o inversión en valor en España. La gestora tenía unos resultados históricos sensacionales, pero en los últimos tiempos ya no eran capaces de batir a los índices, tal y como habían estado haciendo hasta hace poco. Una de las razones podría ser que el fondo había ido creciendo hasta alcanzar un tamaño que ya no les permitía comprar empresas pequeñas, tal y como hacían hace años, y habían tenido que optar por empresas de gran capitalización.

Además, hace poco más de un año, los gestores abandonaron la compañía, propiedad de Acciona, perdiendo también un gran número de partícipes, que huyeron al ver que había un cambio de gestores. Esos cambios se vieron acompañados de una caída en la cotización del fondo. Yo opté por no tomar decisiones “presa del pánico” y no he hecho nada hasta ahora. Pasado un tiempo prudencial, he tomado como decisión traspasar parte del fondo de pensiones de Bestinver a uno nuevo que oferta una nueva gestora que se llama Magallanes. El único motivo para tomar esta decisión es que consideraba que tenía un porcentaje alto de la cartera concentrado en una gestora y prefería diversificar.

Este cambio no afecta para nada en el modelo de cartera, ya que he cambiado inversión en valor en compañías europeas por el mismo concepto.

Magallanes es una nueva gestora de fondos, con poco más de un año de vida, que dirige Iván Martín, un gestor con una trayectoria contrastada en value investing. En principio suelo huir de la gestión activa, tal y como he comentado en anteriores entradas, pero en el caso de los planes de pensiones, salvo los indexados de ING, no encuentro una buena oferta que me convenza, por lo que he optado por planes de pensiones de gestoras que inviertan en valor.

Tampoco pretendo hacer publicidad de la gestora, pero he pensado que podría ser interesante comentar en el blog esta alternativa a los planes de pensiones tradicionales.

¿Y qué demonios es el Value Investing?

Es una forma de invertir, que busca comprar buenas compañías que han sido “injustamente” castigadas por los mercados, por lo cual se pueden adquirir a precios bajos. El inversor en valor lo que hace es seleccionar una serie de empresas y les asigna un valor objetivo, en función de la información obtenida de los estados financieros principalmente. La compra se realiza cuando exista una diferencia grande entre su cotización y la valoración que ha realizado, es decir, cuando exista un potencial de revalorización alto. Cuando la empresa se revaloriza y se acerca al valor objetivo que ha calculado el gestor, se vende y con la liquidez se buscan nuevas oportunidades.

Ni que decir tiene que cuando se producen caídas irracionales de los mercados, es el momento que aprovechan los inversores en valor para adquirir compañías a precios muy atractivos. Eso es precisamente lo que está ocurriendo ahora: mientras gran parte de los inversores huyen despavoridos de la renta variable, este tipo de gestoras están comprando. Si una empresa es buena y está obteniendo beneficio, debería dar lo mismo que la bolsa de Shangai arrastre al IBEX35, digo yo.

Me gusta a priori esta forma de inversión, porque siempre he pensado que en esto de la bolsa comprar barato generalmente es comprar bien (siempre que compres buenas empresas, claro, y no birrias como Bankia).

En futuras entradas publicaré monográfico sobre la inversión en valor y los criterios que se siguen.

Un nuevo año

Al igual que hice el año pasado, voy a iniciar este año con un post en el que hago un repaso a lo que he estado haciendo durante el 2015, en lo relacionado con la temática del blog, naturalmente.

El año 2015 ha sido un año bueno para mí, tanto a nivel personal como profesional. He escrito bastante poco en el blog, aspecto que quiero solucionar este año, creando como mínimo una entrada al mes.

Desde el punto de vista profesional, en lo que se refiere a mi actividad principal, que es la ingeniería civil, ha sido un año con bastante actividad. No es comparable a lo que era antes de la crisis, pero tampoco nos podemos quejar. Parece que las perspectivas tampoco son malas de cara al año que viene, por lo que habrá que cruzar los dedos para que así sea. En cualquier caso, creo que hemos aprendido a vivir con esa incertidumbre que nos acompaña en los últimos años.

En cuanto a proyectos de innovación, el año pasado he estado participando principalmente en dos proyectos, que en estos momentos se encuentran un poco parados por diversas circunstancias, pero que espero que podamos retomar cuanto antes:

Alarte: Es un proyecto en el que participo como promotor y que persigue la puesta en valor de un activo creado por Tecnalia.  El proyecto consiste en la monitorización de forma remota de taludes en el ámbito de obra civil, con el fin de medir movimientos y predecir desprendimientos de tierras antes de que éstos se produzcan.

Desprendimiento

Creo que es un proyecto muy interesante, con base tecnológica y además relacionado con un campo que conozco a la perfección.

Espero que tengamos éxito, pero todavía queda un largo camino que recorrer.

MyPhonePass: Se trata de una idea que surgió hace ya algún tiempo, y que consiste básicamente en la digitalización de los carnets de socios de equipos deportivos (fútbol, baloncesto…) de cara a poder acceder a los estadios y recintos deportivos utilizando el teléfono móvil. El verdadero punto fuerte estaría en la posibilidad de realizar el préstamo del carnet a un amigo vía smartphone en el caso de no poder asistir a un partido.

MyPhonePass

 En cuanto a la formación, durante la primera mitad del año estuve realizando un curso para acreditarme como Mediador en asuntos civiles y mercantiles. En breve voy a tener la oportunidad de poner en práctica algunos aspectos tratados en el curso, por lo que creo que esta formación me va a servir para ampliar el abanico de salidas profesionales.

También he intentado estar al día en lo relacionado con la tecnología e internet. En mayo asistí a la cita anual organizada por Spri – Enpresa digitala, en la que se repasa toda la actualidad tecnológica. Este año tampoco fallaré a la misma.

Para finalizar, comentar lo referente a las inversiones. Algunos conocidos se han iniciado también en este mundo con suerte dispar. La verdad es que es complicado dar consejos en este campo, ya que para los que hayan comenzado a invertir a partir de verano el año habrá sido catastrófico. Mi idea para este año es continuar con mi filosofía de inversión y realizar algún curso de formación que tengo en mente. El año pasado realicé un curso de Value Investing on-line, que resultó ser muy interesante, sobre todo para refrescar o aclarar muchos conceptos que tocamos de manera bastante superficial en el Máster.

En cuanto a la cartera de inversión propiamente dicha, este año lo que he hecho es unificar todos los activos destinados a mi jubilación (fondos de inversión, ETFs y planes de pensiones) en una única cartera. El resultado es más o menos el siguiente:

Cartera Igor

 Mi intención sería dar algo de más peso a la renta variable de Estados Unidos en los próximos años, hasta un porcentaje del 20%.

¿Y cuál ha sido la rentabilidad de esta cartera en el 2015?  Pues después de todas las caídas que ha habido a partir de verano, he acabado el año con un 7,43% de rentabilidad, que no está nada mal, sobre todo si lo comparamos con la rentabilidad del IBEX35 este último año. Este 2016 no ha empezado nada bien, pero hay que verlo como una oportunidad de comprar acciones de buenas empresas a un precio bajo

Biosyncaucho

BiosyncauchoHace unos días se celebró un “Pitch&Pintxo” organizado por el Entrepreneurs Club de Tecnalia Ventures.

Este tipo de eventos consisten en una presentación de nuevos proyectos o casos de éxito, en un ambiente distendido, donde se puede ampliar además la red de contactos.

 

En la presentación de Biosyncaucho participaron los responsables del Proyecto, Jesús Torrecilla (TECNALIA Ventures) y José Ramón Ochoa (TECNALIA), así como José Tesán (KEREON), inversores en el presente Proyecto.

La charla resultó muy interesante, ya que se puede ver el enfoque de un proyecto de este tipo desde diferentes puntos de vista: promotor-investigador-inversor, así como las dificultades que encuentra cada uno de los participantes.

¿Qué es Biosyncaucho?

Como ellos mismos definen, Biosyncaucho es una empresa de base tecnológica cuyo objetivo es el desarrollo de productos químicos de alto valor añadido a partir de materias primas renovables.

En concreto, el proyecto nace con la intención de producir el compuesto 1,3 Butadieno a partir de biomasa.

¿Qué 1,3 Butadieno y para qué sirve?

Butadiène

1,3 Butadieno es un alqueno que se produce en la destilación del petroleo.

Cerca del 75% del 1,3-butadieno que se manufactura se usa para fabricar caucho sintético, que es utilizado en la producción de neumáticos.

 

¿Qué oportunidad ha detectado Biosyncaucho?

En la actualidad la industria petrolera está realizando algunas modificaciones en algunos procesos, que están dando como resultado una disminución en la producción de 1,3 Butadieno, que es en realidad un subproducto de la industria petroquímica.

El resultado de esta disminución en la producción es un incremento de los precios del compuesto, que irá en aumento en los próximos años, así como la demanda de este producto.

Biosyncaucho dispone de varias patentes para realizar la producción de 1,3 butadieno a partir de materia vegetal a un precio muy competitivo.

Situación del Proyecto

Biosyncaucho se ha constituido como empresa hace pocos meses y se encuentra en una fase inicial. Antes de la constitución de la empresa hay un trabajo previo de varios años de investigación por parte de Tecnalia, para desarrollar el proceso de obtención del compuesto y patentarlo.

Se trata de un Proyecto a largo plazo, que necesita de varios años hasta poder llegar al momento de la industrialización del producto, con muchas incertidumbres y una necesidad de inversión de capital muy importante.

Conclusión

Me pareció muy interesante la charla, sobre todo por el hecho de poder conocer el punto de vista de los inversores. En este caso la participación de Kereon es muy importante, ya que no se trata de un inversor que sólo busca rentabilidad en los proyectos en los que invierte.

Según ellos mismos indican, también buscan ” proyectos empresariales con potencial de crecimiento en base a la innovación”, en los que Kereon pueda suponer un impulso en su trayectoria.

Con lo expuesto anteriormente, creo que Biosyncaucho puede ser una bonita oportunidad de negocio a la que deseo todo el éxito del mundo. ¡Estaremos atentos a nuevas noticias!

¿Tienes una startup?

Tienes una StartupTras una temporada sin escribir en el blog, vuelvo a la carga con nuevas entradas. En las próximas publicaciones hablaré de algunos de los libros que he leído este verano.

El primero de ellos es “¿Tienes una Startup?”, de Luis Martín Cabiedes, uno de los inversores en startups más relevantes en España.

El libro me ha gustado, y mucho. Es más, creo que es el mejor libro que he leído últimamente sobre esta temática.

En primer lugar, está escrito por alguien que es un inversor de éxito, y no un teórico. Comienzan a aburrirme tremendamente los “vendedores de humo” que se dedican a escribir libros, dar conferencias, etc, y nunca han salido al mundo real a montar una empresa. De hecho en el prólogo del libro el propio autor habla de esto mismo y anima a los emprendedores a que “dejen de emprender y se dediquen a crear una empresa”.

Se trata de un libro muy ameno, escrito con un estilo muy directo, sin tecnicismos ni cosas raras y con mucho sentido común. Durante su lectura el autor me ha arrancado más de una sonrisa y también alguna carcajada con alguna de las anécdotas que cuenta. Muchas veces te sientes identificado con muchos de los tópicos y situaciones que se describen en el mismo.

El libro comienza realizando un análisis de la actualidad del universo emprendedor en España. En estos momentos, el autor, tiene la impresión de que existe una burbuja en todo esto de las startups y lo que se mueve alrededor, por lo que se ha vuelto cauteloso. Hay “demasiada gente montando shows y demasiada poca montando negocios” y “una parte importante del dinero que se está invirtiendo hoy en startups se está tirando”.

Por otro lado, también se habla de la dificultad de emprender en España, donde es “casi ilegal, y no digamos innovar. Aquí muchas de las cosas realmente innovadoras están prohibidas”.

A continuación entra en harina hablando de los emprendedores, desmitificando el concepto la feliz idea revolucionaria que te hará rico. Muchas de las empresas de éxito no fueron las primeras, como puede ser el caso de Google. Lo importante no es llegar antes, sino llegar mejor.

En el libro también “se carga” el mito de la innovación. Hay empresas innovadoras de éxito, pero también hay empresas que se dedican a copiar y son muy rentables, o empresas que en su día fueron innovadoras, pero hace mucho que no innovan y les sigue yendo bien. De hecho, Google se dedica a comprar empresas y hace mucho que no inventa nada.

Se repasan algunos conceptos como el Canvas o la metodología Lean Startup, y a mitad del libro se entra a hablar en profundidad de la figura del inversor y lo que busca cuando invierte. Quizás esta parte es la más interesante, ya que se nota la experiencia del autor como inversor profesional, además de explicarnos su propia estrategia de inversión. Quizás en otra entrada amplíe un poco lo referente a la inversión y la estrategia.

En el libro se comentan muchas cosas interesantes, pero me voy a quedar con tres ideas que me parecen muy importantes y que personalmente comparto al 100%:

La principal fuente de financiación de una empresa son los clientes: Para mí es lo más importante. Estamos todo el día oyendo hablar de buscar inversores, lograr una buena valoración de nuestro negocio y rondas de financiación, pero al final lo importante son los clientes, ya que son la clave de la viabilidad de una empresa.

La internacionalización: Hay quien piensa que internacionalizar es invertir y gastar fuera. Internacionalizar es vender fuera. Primero prueba a fondo tu mercado y cuando tengas algo realmente bueno que exportar, sácalo al mundo sin complejos.

Cuando te presentes a un inversor olvídate de Powerpoints, puestas en escena, Excel con previsiones, etc. El inversor quiere saber “quién eres, qué estás haciendo, cómo has llegado aquí y qué te propones. Cómo surgió la idea y por qué crees que es una buena oportunidad de negocio”. Si al inversor le interesa, ya hará él sus números.

En definitiva, me ha gustado mucho el libro y creo que se pueden sacar muchas cosas de provecho de él. Lo recomiendo a los lectores de este blog, al igual que lo he recomendado a algunos amigos últimamente.

Internet 2015: lo que conocías ya es historia

los-4-grandes-de-internet

La semana pasada asistí, como en años anteriores, a una cita que para mí es obligatoria y que tengo anotada en el mes de mayo de mi agenda: Internet 2015 lo que conocías, ya es historia.

Se trata de un evento organizado por Spri – Enpresa Digitala, que se viene realizando desde hace cinco años, donde se repasa en una mañana toda la actualidad referente a internet y las nuevas tecnologías.

Ese repaso, de la mano de Javier Eguíluz y Miguel Sánchez, es una buena oportunidad de estar al día en todo este mundillo y conocer las últimas novedades, sobre todo si no dispones de mucho tiempo o no trabajas específicamente en este sector.

El año pasado ya publiqué una entrada de la jornada de internet 2014 y he pensado que sería interesante hacer lo mismo este año.

La jornada se dividió en los siguientes bloques:

– Salud: conceptos e-Health y m-Health, clínicas on-line, médico al instante.

– Neutralidad en la red: boicot de algunos operadores de telefonía a Netflix.

– Seguridad y privacidad: cyberguerra, virus espías, superordenadores .

– Dinero invisible: el futuro de la banca, nuevos sistemas de pagos y transferencias.

– Móvil: smartphone = conexión a internet, nuevos sensores = nuevas oportunidades.

– Realidad virtual y Aumentada: la realidad aumentada sustituirá los smartphones.

– Empleo: la automatización avanza cada vez más rápido, china y los robots.

– Educación: fracaso de los iPads en clase, cursos masivos (MOOC), Nanodegree.

– Transporte: vehículos autónomos, una realidad.

– Internet de las cosas: falta de estándares.

– Inteligencia artificial: un futuro aterrador.

Os dejo aquí un enlace para que os descarguéis la documentación de la jornada: i2015-Documentación, que contiene las referencias y enlaces de todo lo que se vio y que ha sido facilitada por sus autores con licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0.

En primer lugar, al contrario que el año pasado, me da la sensación de que en estos últimos meses no ha habido novedades muy relevantes, o por lo menos no me han llamado en exceso la atención.

De la jornada, destacaría algunas cosas:

En el tema de la salud, Google Ventures ha invertido más de 425 millones de dólares en un proyecto para retrasar el envejecimiento, buscando el santo grial de la eterna juventud. Personalmente espero que fracasen estrepitosamente por motivos obvios.

Me llamó también la atención que Netflix tenga una cuota del mercado audiovisual del 35% y la piratería por Torrent sólo represente el 2,8%. Todo el día nos están machacando con la lacra de la piratería y luego vemos que lo que nos cuentan no se corresponde con la realidad.

En estos momentos se está librando una Cyberguerra, que puede verse en tiempo real en webs como ipviking. Si pinchais el enlace veréis qué curioso. Es como aquella película titulada Juegos de guerra. Lo que me pareció más curioso es que los tres países que sufrían más cyberataques fueran USA, UK y… España !!!

En cuanto al apartado de la banca, los bancos tradicionales están temblando porque las grandes compañías de Internet quieren entrar en este sector. El día en el que Apple o Google emitan tarjetas de crédito será el fin de la banca tradicional.

En el apartado de teléfonos móviles, no hay grandes novedades. Lo más reseñable es que los teléfonos cuentan cada vez con más sensores, que representan nuevas oportunidades de negocio.

En cuanto a la realidad virtual y aumentada, indicar que la realidad aumentada será la gran protagonista en los próximos años, sustituyendo las gafas a los actuales smartphones. Como hecho más destacable está el fracaso de las Google Glass, que serán sustituidas Magic Leap, donde Google ha invertido más de 500 millones de dólares, aunque todavía no hay nada tangible. Finalmente, Microsoft ha presentado Hololens, que en este caso son una realidad.

Otra de las cosas más destacadas es la variación en el “ranking” de las empresas tecnológicas. Si el año pasado Google y Apple reinaban, este año las empresas más innovadoras han sido Microsoft y Facebook. Microsoft va a estrenar este verano Windows 10, que funcionará en cualquier dispositivo. En el caso de Facebook, la empresa se ha reinventado y le está comiendo la tostada a Google en búsquedas, vídeos, además de poseer aplicaciones y redes como Whatsapp, Instagram o Messenger Platform.

En el ámbito de la automoción, el coche autónomo es la mayor novedad. De hecho, hace poco se ha conseguido que un coche autónomo cruce los Estados Unidos de costa a costa, con la única intervención de un conductor humano en casos puntuales. En pocos años la comercialización de estos vehículos será una realidad. En estos momentos, el principal escollo es de legislación. Por ejemplo, la circulación de este tipo de vehículos  está prohibido en algunos estados de los Estados Unidos.

Por último, la noticia que más me inquietó de la jornada: en unos 30 años se producirá la singularidad de que los ordenadores serán más inteligentes que los humanos. Lo que ocurría en algunas películas de ciencia ficción está cada vez más cerca.

Aquí os dejo los enlaces directos a algunas de las novedades tecnológicas que me parecieron más curiosas o interesantes:

Saluspot: Comunidad de salud interactiva.

LoopPay: Pagos con el móvil en cualquier establecimiento.

Plastc: dispositivo que simula el aspecto de una tarjeta de crédito y que permite guardar en su interior decenas de tarjetas de crédito, débito, fidelización e identificación.

Hololens: Las gafas de realidad aumentada de Microsoft. Merece la pena ver el video.

Para finalizar, os dejo este vídeo en el que se pueden empezar a vislumbrar las posibilidades que tendrá Magic Leap.

Glen y John

Lobo Wall Street

En este post voy a hablar de Glen Murphy y John Surplice, dos gestores de fondos de una conocida gestora que se llama Invesco.

Como he dicho, Glen y John son dos gestores que trabajan en Invesco y ambos gestionan fondos que invierten en Europa. Son compañeros de trabajo, puede que tengan el despacho muy cerca uno del otro, e incluso, se vayan a tomar cervezas por la tarde al salir del trabajo.

En realidad no conozco ni a John ni a Glen, y me importa poco lo que hagan cuando salen del trabajo. Lo que ocurre es que me “mosquean” algunas cosas que he visto mientras echaba un vistazo en un fondo que le interesaba a un amigo.

El fondo que interesaba a mi amigo es el que gestiona (o más bien gestionaba) Glen Murphy: Invesco Pan European Structured Equity E (ISIN LU0119753308).

Digo lo de que “más bien gestionaba”, porque hace un mes, cuando estaba mirando el fondo, el gestor era el tal Glen Murphy y ahora, de repente parece que el gestor es un tal Thorsten Paarmann. Estos cambios en los gestores es la primera cosa que me mosquea y no me parece una cuestión superflua, y si no basta con ver lo que ha ocurrido en Bestiver tras abandonar la gestora su anterior Director General, Francisco García Paramés.

Volviendo a lo de Invesco, la gráfica que me pasa mi amigo es una parecida a esta:

Invesco Pan European Structured grafica

Fuente: Fondotop (Renta4)

¡Qué maravilla! ¡qué perfección! Lo que estoy viendo es la gráfica de los 10 últimos años, donde el fondo supera ampliamente al índice europeo. Viendo la “pericia” del gestor, que tiene 5 estrella Morningtar y con ese nombre “European Structured Equity”, no me queda ninguna duda, ¡lo compro!

Entonces lo que se me ocurre es mirar cuál ha sido la evolución del fondo desde que se tienen datos, y obtengo así la gráfica del mismo fondo desde el año 2000:

Invesco Pan European Structured grafica max

Fuente: Fondotop (Renta4)

 

Aquí la cosa cambia. Para empezar, vemos que la rentabilidad del fondo y el índice 15 años después es muy parecida. Pero es que además se puede observar que ese buen comportamiento de los últimos 10 años ha servido para mitigar los 5 años anteriores, que lo hizo realmente peor que el índice. ¿Qué hubiera pasado si inviertes en el 2001? Probablemente en el año 2006 (o antes) estarías harto del fondo (y de Glen) y lo hubieses vendido. Normalmente estas cosas suelen suceder justo en el momento en el que el fondo comienza a comportarse mejor que el índice. La comisión de este fondo es del 2,25% y el TER (gastos totales) del 2,53%. Un fondo muy muy caro.

¿Y qué tiene que ver John con todo esto? Pues casualmente, cuando andaba buscando este fondo, me equivoqué y me puse a ver este otro, que tiene un nombre parecido:

Invesco Pan European Equity E (ISIN LU0115141201). Como veis, el nombre es parecido, tiene también 5 estrellas Morningstar y lo gestiona un tal John Surplice. Además aparece entre los recomendados en Renta4. Viendo todo esto, podíamos suponer que el fondo será muy parecido al anterior. Pues ahí va la gráfica desde el año 2000:

Invesco Pan European Equity grafica

Fuente: Fondotop (Renta4)

 

¡Lo que veo me deja totalmente atónito! El comportamiento del fondo es bastante peor que el índice.

Si hubieses invertido 10.000 € en el año 2000, en el año 2015 tendrías… 10.456 €!!!! Prácticamente lo mismo, con el agravante de que la inflación (suponiendo un 3%) haría que tus 10.456 € de ahora equivaliesen a 6.711 €, es decir, que parece que has preservado el capital, pero en realidad has perdido el 33%.

Lo más sangrante es que el TER de esta maravilla es del 2,48%. Es decir, que todos los años estás pagando un 2,48% a un tío para que al cabo de 15 años te haga perder el 33% de tu dinero. Es más, en el año 2009 tus 10.000 € llegaron a valer cerca de 3.000 € (pérdida del 70%). Después de esto si tu pareja no te pide el divorcio, es que te quiere para siempre.

Gestión Pasiva Vs Gestión Activa

VSLa entrada de hoy en el blog es algo sobre lo que quería escribir desde hacía tiempo y que ha vuelto a mi cabeza estos días, a raíz de una consulta que me ha hecho un amigo: un eterno dilema en la inversión, es decir, si nos decantamos por una gestión activa o por gestión pasiva.

Cuando hablamos de Gestión Activa, nos estamos refiriendo generalmente a fondos de inversión en las que un gestor trata de seleccionar los mejores activos en cada momento con el fin de obtener una rentabilidad superior a la que nos da el propio mercado. Es decir, si un año el IBEX da una rentabilidad del 8% y el gestor ha sido suficientemente habilidoso como para seleccionar un conjunto de acciones que nos dé una rentabilidad superior (un 11% por ejemplo), estamos ante un éxito por parte del gestor, ya que ha obtenido una buena rentabilidad, superando al índice por una diferencia del 3%.

¿Y qué gana el gestor en todo esto? Pues mucho. Lo primero que hay que indicar es que la gestión activa es cara, ya que lo normal es que la gestora se lleve una comisión que oscila entre el 1,5% y el 2% del capital invertido, tal y como indiqué en este post.

Esta comisión está ya descontada de la rentabilidad que se publica del fondo, por lo que cuando leemos que un fondo de inversión nos ha dado una rentabilidad del 11%, en realidad el gestor ha obtenido un 13% y le ha restado su 2%. Además, puede haber otras comisiones “por éxito”, de tal manera que además tengas que pagar un porcentaje del margen de beneficio sobre el índice.

Hay quien piensa que las comisiones dan igual, que si el gestor me “hace ganar dinero”, pues que se lleve su parte, pero…

¿Y qué pasa cuando las cosas van mal? Ahora imaginad que viene un año bursátil muy malo, y que el gestor por muy habilidoso que sea termina teniendo una rentabilidad negativa del fondo, como por ejemplo un -6%. En este caso vas a pagar igualmente tu comisión del 2%, por lo que el gestor no pierde y la rentabilidad que te va a dar el fondo en este ejemplo sería de un -8%.

El gestor siempre se va a llevar su comisión, pase lo que pase, por lo que el negocio es redondo. Lo mismo pasa en los planes de pensiones, con el agravante de que tienes tu dinero prisionero de los bancos y gestoras, pero de eso ya hablaré más adelante.

Te preguntarás si un 2% es mucho o poco. Imagínate un fondo cualquiera que gestione 5.000 millones de euros (algo normal en cualquier gestora de fondos potentes). Sólo con la comisión, la gestora de fondos gana 100 millones de euros al año, lo haga bien o mal.

En la Gestión Pasiva, no se busca batir un determinado índice, sino simplemente replicarlo. Es decir, que si el SP500 da una rentabilidad del 9% un año, invirtiendo en un fondo indexado la rentabilidad que obtendrás será casi del 9%. En realidad será un poco menos, ya que hay que pagar una comisión, pero que en este caso será de un 0,15% ó 0,20%, es decir unas diez veces más barata que la gestión activa.

¿La gestión activa da rendimientos mayores que la pasiva? Este es el eterno debate. Los defensores de la gestión activa dicen que se puede batir al mercado de forma sistemática. La realidad nos dice lo contrario, que es muy difícil que alguien obtenga de forma continuada a lo largo de los años rendimientos superiores a la rentabilidad media que nos da el mercado. Hay libros muy interesantes que hablan de todo esto, como por ejemplo Un paseo aleatorio por Wall Street (Burton G. Malkiel) o Common Sense on Mutual Funds (John Boogle).

En concreto, en este último libro, se hace un estudio del comportamiento de los fondos de gestión activa entre 1083 y 2008.

Gestión activa-pasiva

Fuente: Common sense on mutual funds

 

En esos 25 años, han sobrevivido 207 fondos, de los cuales 175 lo han hecho peor que el índice y sólo 32 han logrado superarlo. De esos 32 fondos, la mayoría ha logrado una ventaja anualizada que no llega al 1%: para ese camino no necesito alforja.

La rentabilidad media esperada de la bolsa a largo plazo es de aproximadamente un 10%. Hay gestores (muy pocos), como es el caso de Francisco García Paramés, que ha logrado con el fondo Bestinfond una rentabilidad media anualizada de más del 16% en 22 años. Como caso excepcional está Warren Buffett, que ha logrado un 21,6% anualizado en 50 años. (Fuente: el Confidencial).

La reflexión de todo esto es clara. En una inversión a largo plazo, salvo que tengas la suerte de encontrar entre los más de 5.000 fondos de inversión disponibles uno que, como en los ejemplos anteriores, logre batir al mercado sistemáticamente año tras año, lo normal es que obtengas un rendimiento inferior al índice.

Lo más normal es que te ocurra algo parecido a esto: elijes el fondo que está de moda y justo después de comprarlo comienza a ir mal. Al cabo de unos meses lo cambias por otro, que has leído en no sé qué revista o foro que es muy bueno y te vuelve a pasar lo mismo, con el agravante de que el fondo que vendiste a empezado a ir mejor… y así sucesivamente. El resultado es que la rentabilidad que se obtiene es pésima.

Lo que recomiendo es diseñar una cartera de inversión equilibrada, acorde a tu perfil de riesgo y olvidarte de gestoras maravillosas y gestores estrella. Lo más sencillo para el más común de los mortales es replicar al mercado y “conformarse” con ese 10% de rentabilidad prevista.

En el próximo post ilustraré todo esto contando la historia de John y Glen, dos gestores de fondos de trayectorias opuestas. Eso será la semana que viene.